Al rescate de una madre primeriza

, 2 Comments

madre primeriza

Luego del parto una madre primeriza atraviesa por momentos de pánico y confusión. Cae en cuenta de que su vida ha cambiado para siempre y que, aunque se haya preparado durante nueve meses, es muy probable que se sienta incapaz de manejar la maternidad. El cansancio, las pocas horas de sueño y las hormonas ayudan a que estos sentimientos de pánico empeoren y su mente se abrume.

Ante el nacimiento de un bebé muchas personas quieren estar cerca para disfrutar de sus primeros momentos y ayudar a la madre primeriza. La realidad es que, aunque las intenciones sean las mejores, no siempre esa ayuda es la más beneficiosa y puede empeorar la situación de confusión.

Las mejores formas de ayudar a una madre primeriza

  • Llama y avisa antes de visitarla: asegúrate de que es un momento apropiado para ir a su casa.
  • No sólo la visites para charlar: procura ayudarla con quehaceres del hogar y cualquier cosa que necesite, incluso cocinar algo para que ella coma.
  • Da por culminada la visita tan pronto el recién nacido se quede dormido: ese es el momento en que la madre primeriza podrá también descansar y recuperar algo de su sueño. La mejor ayuda es permitírselo y dejarla tranquila.
  • Procura no hablar de dietas ni de estar en forma: en esos momentos lo más lógico es que una madre primeriza se sienta insegura con su peso. Evita comentarios acerca de su cuerpo, aunque sean con la mejor intención.
  • Ofrece quedarte cuidando el bebé un rato: así ella podrá tomarse unos minutos para darse un baño con calma sin preocuparse demasiado.
  • No cuentes anécdotas desagradables relacionadas con la maternidad: todos conocemos historias truculentas y dramáticas, pero las madres primerizas se encuentran en un estado de nerviosismo y paranoia que las hará sentir que todo les va a pasar también a ellas.
  • Asegúrate de que la madre primeriza aparezca al menos en alguna de las millones de fotos que le está tomando al recién nacido:  por favor, esmérate y ten paciencia para que ella también salga bien así tengas que repetir la foto una y otra vez.
  • Cuando vayas a visitarla llévale comida: seguramente no ha tenido el tiempo suficiente de comer ni cocinar. Pregúntale si el médico le recetó o prohibió algo en particular y opta siempre por alimentos sanos que no den gases.
  • Tenle paciencia: quizás esté de mal humor, sensible, estresada o incluso todas las anteriores. Las hormonas y el cansancio son responsables de esto, no la culpes si no está en su momento más amigable y sociable.
  • Hazle saber que todo el mundo le dará consejos y opinará pero al final es ella la que importa y toma las decisiones.
  • Recuérdale que la felicidad de ser madre es directamente proporcional a la confusión que siente.

Lo más importante es siempre recordar el cambio que una madre primeriza acaba de tener su vida, por lo que si eres consciente y le ofreces la ayuda de forma correcta seguramente ella lo agradecerá y tú tendrás mayor oportunidad de estar cerca y construir momentos de alegrías con el nuevo bebé.

Pinterest
 

2 Respuestas

  1. Adriana Castillo

    abril 10, 2015 2:18 pm

    hola soy madre primeriza y tengo 7 meses de embarazo me gustaria saber donde puedo hacer un curso de lactancia o algún otro taller que pueda hacer con mi pareja para cuando nazca mi bebe

    Responder
    • Que Parto!

      abril 10, 2015 7:08 pm

      ¡Hola Adriana! Cuéntanos en dónde te encuentras para ver si podemos proporcionarte la información que necesitas. Gracias por leernos y escribirnos.

      Responder

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará