Calma y cordura con el bebé en camino

, Dejar un comentario

bebé en caminoPrepararse para recibir al bebé en camino puede ser aterrador, sobre todo para aquellas mujeres que entran en el maravilloso grupo de las madres primerizas. Si eres una de ellas, seguramente estás llena de ansias, temores, expectativa e incertidumbre.

Un sitio especial para el bebé en camino

Debe ser valiente cualquiera que se prepare para la llegada de un bebé en camino. Es una vida lo que viene y ese pequeño trae consigo todo un mundo nuevo: un sinfín de cambios radicales en casa, trastornos en nuestros horarios y, lo que puede resultar más aterrador para muchas, los cambios drásticos en el cuerpo físico.

Esos cambios pueden ir desde lo más evidente, con el crecimiento circunferencial; hasta cosas incomprensibles, como antojos y las náuseas a raíz de algún color. Cada madre es diferente, cada cuerpo reacciona de manera distinta ante el mismo evento. Por eso la paciencia es fundamental para tratar entender lo que ocurre.

Antes del parto que venga la calma

Los cambios del embarazo pueden sonar intimidantes. Van a ocurrir, pero no sabemos cuáles ni cuándo exactamente. Llegarán junto al bebé en camino, antes y después. Es todo lo que se sabe. Aunque de algo podemos estar completa y absolutamente seguras, todos valdrán la pena. Tarde o temprano todo el trasnocho y el esfuerzo dará frutos.

La maternidad va a darnos momentos inolvidables. Así que vivir con alegría, disfrutar los traspiés puede ser la mejor forma de afrontarlos.

Teoría y práctica

Lo cierto es que muchos manuales para padres se han escrito y publicado, pero a pesar de estar hechos por expertos no pueden asegurar siempre que la llegada del bebé no traiga nada inesperado. Porque una cosa es la teoría y otra es la vida en la práctica. Todos lo sabemos.

Ser madre no se puede aprender en libros. Y por más que nos afanemos en aprenderlos todos de memoria el examen final no tiene por qué ser igual a lo que pudimos haber memorizado.

Pero entonces ¿Cómo prepararnos para el bebé en camino? ¿Hay acaso alguna fórmula? Es posible que en definitiva no exista una fórmula infalible. Pero que el pánico no te paralice. Mantener la calma es vital, como ya hemos dicho. Una de las mejores estrategias es aprender a escuchar y nadie escucha bien con un ataque de pánico.

Escuchar es ser madre

Escuchar no representa gran problema, tranquila. Cada mujer está más que capacitada para aprender a leer las necesidades básicas de su bebé. Está en los genes femeninos mantenerse alerta para no dejar pasar por alto nada que sea importante cuanto al bebé en camino. Todo va a ir fluyendo con naturalidad, porque ser madre es, a fin de cuentas, un proceso natural.

Desde el comienzo el instinto maternal ha permitido que la humanidad crezca y evolucione. Y ese mismo instinto lo tenemos todas. Así que sin importar lo adversa que la situación se pueda tornar, sin importar tu experiencia previa, los mil y un consejos que te da tu madre o tu abuela, lo que vale realmente es tu intuición.

Disfruta el recorrido. Ser madre es el trabajo más exigente, pero también el más hermoso.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará