¿Cómo proteger a tus niños de un cerco eléctrico?

, Dejar un comentario

cerco eléctrico

El cerco eléctrico, un novedoso sistema de seguridad implementado en Venezuela al final de la década de los 90, puede traer problemas al hogar en el caso de que los niños puedan tener contacto con la ráfaga de energía eléctrica.

En adultos el riesgo no es tan grande pues la descarga no es mayor a un segundo, por lo que un cuerpo humano desarrollado está preparado para recibir por ese tiempo la cantidad de energía eléctrica.

Sin embargo, para los pequeños de la casa la situación es distinta debido a que no tienen completamente desarrollados todos sus órganos y esto podría traer consecuencias peligrosas si entran en contacto con materiales para cerco electrico.

Consejos para cuidar a los niños de la energía de un cerco eléctrico

Las principal recomendación es apagar el sistema en el día, cuando los pequeños de la casa están realizando actividades en el hogar y el índice de delitos es mucho menor que en la noche, cuando ya los niños deben estar durmiendo.

Otro consejo importante es cerrar ventanas y puertas aledañas al cerco eléctrico, sobre todo si se trata de un apartamento de gran altura.

Todo cerco eléctrico debe tener una alarma cuando entra en contacto con una persona o animal. Esto permitirá tanto estar prevenido ante un posible delito o si tu niño resulta lesionado por error al tener contacto con el cerco.

Si su cerco eléctrico no cuenta con esta alarma, contacta a la compañía que instaló el sistema y exije que sea colocada en su residencia. Esto evitará inconvenientes que lamentar en su hogar.

Las herramientas que transmiten electricidad también deben estar completamente alejadas del cerco eléctrico. Cualquier error al dejar un objeto en un lugar no indicado puede atentar contra la salud de un miembro del hogar, sobre todo en los infantes, que tienden a tener la curiosidad a flor de piel.

De acuerdo con cifras del sector privado nacional, la demanda por estos sistemas creció en Venezuela un 70 % en los últimos cinco años, siendo 2014 el calendario de mayor instalación. Cada vez son más personas que están interesadas en adquirirlo pero pocas tienen el mismo interés en informarse de la prevención de accidentes en el hogar.

Lo que sí está claro es que la descarga eléctrica que, aunque es inmediata y de gran magnitud, obliga al niño a soltar el cerco eléctrico de manera automática por reflejo, haciendo que las consecuencias no sean letales pero sí peligrosas. ¡Así que atentos con el alto voltaje!

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará