Chupones. Pueden ser aliados o enemigos

, 4 Comments

chupeteEs difícil encontrar hoy en día un bebé que no tenga un chupón. Pero el uso de estos dispositivos genera numerosas preguntas entre las madres: ¿Son necesarios? ¿A qué edad debemos comenzar a usarlos? ¿Están contraindicados? En esta ocasión, procuraremos aportar respuestas para estas preguntas que muchas madres se hacen.

El chupón es, ni más ni menos, un sustituto del pezón; ayuda a tranquilizar al niño, calma su necesidad de succionar y le ayuda a estar entretenido. Sin embargo, y aunque sepamos que no hay contraindicaciones para su uso, los chupones son elementos artificiales que incluimos en la vida del bebé y que en algún momento tendrán que ser eliminados. Por este motivo, utilizarlos correctamente es fundamental.

Normas de uso para los chupones

  • El primer paso a seguir es dárselo cuando el bebé tenga bien establecida su relación con el pezón, ya que podría confundir una cosa por otra y no aprender correctamente a succionar la leche de su madre, lo cual le generaría ansiedad y por ende trastornos a la hora de su alimentación.
  • También se recomienda es no utilizarlo a la hora de dormir, ya que entre otras cosas el bebé podría crear una dependencia y relacionar el momento del descanso con el chupete. Además, durante el sueño mantendrá siempre cierta actividad, ya que estará succionando, por lo que su sueño será siempre menos reparador.
  • Otra de las recomendaciones acerca del uso del chupón es no untarlo en miel, jugos de frutas y otras sustancias, ya que si nuestro bebé ya tiene dientes, esta práctica puede facilitar que aparezcan caries y con ellas las incomodidades y problemas relacionados para el niño.
  • En ningún caso el chupón debe ser un tranquilizante. Tenemos que aprender a entender las necesidades reales de nuestro hijo e intentar satisfacerlas de otras formas más sanas; mecerlos en nuestro pecho, darles un paseo, cantarles… éstas son sólo algunas de las actividades que les calman y que además fortalecen el vínculo entre madre e hijo.

En definitiva, las preguntas que motivan este reportaje pueden ser respondidas de una forma bastante sencilla: los chupones pueden ser herramientas de mucha ayuda, pero es necesario hacer correcto uso de ellos para que no terminen convirtiéndose en un problema.

Pinterest
 

4 Respuestas

  1. Daniel

    marzo 8, 2013 5:36 pm

    Es mejor que mi hijo se chupe la mano o chupe el chupon? Nosotros insistimos con el que agarre el chupon. Esta bien esto?

    Tiene 5 meses.

    Responder
    • admin

      marzo 9, 2013 1:38 pm

      Hola Daniel. Chuparse el dedo es un hábito considerado normal en los niños menores de un año y que tiende a desaparecer de manera espontánea. De hecho, sólo empieza a considerarse potencialmente perjudicial después de los tres años, momento en el cual los expertos aconsejan actuar para erradicarlo. Tu bebé aún es pequeño, así que podrías dejar que siguiera chupándose el dedo al menos hasta que cumpla un año y luego, si ves que no va dejando de hacerlo él solo, empezar a actuar como estás haciendo ahora. Un saludo

      Responder
  2. Ignacio

    marzo 14, 2013 3:33 am

    Hola!

    De hecho, el chupon y su uso si esta contraindicado por la OMS – UNICEF.

    El uso de chupon precipita o favorece el abandono de la Lactancia Materna y no le permite al bebe generar el desarrollo maxilofacial adecuado tan importante para el momento de inicio de alimentación complementaria , adicionalmente el desarrollo del lenguaje también se encuentra dificultado por el uso de Teteros o Chupones.

    Otra desventaja del chupon es que elimina la sensacion de hambre del bebe lo que puede resultar en desnutrición, bajo peso o poco crecimiento.

    Siendo lo mas realista posible y entendiendo las necesidades y circunstancia individuales de cada familia, si se va usar chupon, que se haga muy, pero muy poco cuando la situación sobre pasa a la familia pero nunca como un elemento cotidiano.

    Saludos

    Responder

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará