7 ideas de decoración infantil

, Dejar un comentario

decoración infantil

 

Muchos padres decoran la habitación de su hijo para que este se sienta a gusto y feliz en su nuevo espacio. Es una forma de hacer que coja confianza para lograr que poco a poco pueda dormir, o permanecer solo algún tiempo en su dormitorio sin que suponga un problema. Además, decorar es una actividad divertida en la que puede participar toda la familia. Te mostramos 7 ideas ornamentales para que decores el cuarto de tu bebé.

 

1. Pegatinas infantiles 

Quizá sea la opción más sencilla y económica para enriquecer el lugar de descanso del retoño. Las pegatinas de dibujos animados son muy apreciadas por los pequeños, y les suelen divertir bastante. Se pueden conseguir con facilidad y no requieren ser un experto en bricolaje, simplemente tener algo de mañana y criterio para colocarlas.

2. Elementos de mimbre

Este material da un aspecto de calidez y muy agradable, además, es duradero y nunca pasa de moda. Hay mobiliario hecho de mimbre de todo tipo, pero si no tienes demasiado espacio, un moisés puede ser tu solución para que el bebé duerma durante sus tres primeros meses de vida.

3. Zona de juegos

No es necesario grandes cosas para crear una zona de juego, basta con una moqueta o alfombra y algunos juguetes que desarrollen la psicomotricidad del retoño. Los típicos cubos de juegos en los que se insertan figuras según la forma, divierten a los más pequeños y estimulan su desarrollo intelectual.

4. Móviles

Los recién nacidos se suelen relajar hasta el punto de quedarse dormidos observando un móvil. Hay de muchos tipos, los más complejos incorporan un mecanismo musical, pero también hay otros más simples que también llaman la atención del bebé. Es importante tener cuidado con la sujeción de este elemento para evitar accidentes innecesarios.

5. Pinturas plásticas

Las pinturas plásticas son fáciles de limpiar, con un paño húmedo podemos quitar cualquier mancha y además permiten crear efectos visuales muy llamativos. Los colores pastel son los mejores para decorar una habitación para un niño, pues transmiten tranquilidad y crean entornos muy acogedores.

6. Un rincón para ti 

Como comentamos al principio, el dormitorio del bebé será su lugar para sentirse cómo y desarrollarse, sin embargo, es fundamental que tú estés presente. Puedes poner un pequeño sofá o una silla cómoda para poder leer o un libro a tu hijo, o simplemente, verle jugar.

7. Luz de noche 

El miedo a la oscuridad es un temor normal en los más pequeños y uno de los principales problemas a la hora de que duerman sin compañía. Una solución es instalar una luz de noche que dé un punto de claridad y espante sus miedos. Así, se adaptará de forma gradual a la ausencia de luz hasta que finalmente descanse completamente a oscuras.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará