Ejercicios postparto para recuperar la figura

, Dejar un comentario

Ejercicios postparto

Después del esperado nacimiento del bebé viene la época más ocupada de la vida de una mujer, ya que todo recién nacido requiere cuidado y atención las veinticuatro horas del día. Ninguna madre que recién dio a luz tiene tiempo para ir al gimnasio o para salir a correr, pero hay muchos ejercicios postparto que pueden ayudar a cualquier mujer ocupada a ponerse en forma y a sentirse más fuerte para poder lidiar con todas sus responsabilidades maternales, todo sin necesidad de salir de casa ni de separarse del bebé.

Ejercitarse en todo momento

Ya que no hay demasiado tiempo libre es momento de aprovechar cualquier oportunidad aunque sea mínima para ejercitarnos. La parte del cuerpo que sufre más daño durante el embarazo es el abdomen porque los músculos se estiran y después del parto el vientre puede quedar flácido. Muchas mujeres usan fajas después de dar a luz, pero a la larga estas fajas no ayudan a los músculos a reactivarse sino que fomentan su inactividad, por lo que fajarse no es la mejor opción. Debemos buscar métodos alternativos para reactivar nuestros músculos.

Todo el tiempo necesitamos usar nuestro abdomen: para cargar al bebé, para movernos, para recoger cosas del piso, etc. Es por eso que para ayudar a nuestros músculos abdominales después del parto lo primero que debemos hacer es un esfuerzo consciente por tratar de mantener el ombligo hacia adentro la mayor parte del tiempo, como si quisiéramos que llegase a la columna. Cuando hacemos este ejercicio sencillo mientras cargamos peso o nos agachamos, nuestros músculos abdominales se activan y nos ayuda a ejercitarlos mientras evitamos lesiones en otras partes del cuerpo.

Mientras caminamos de un lado a otro en casa buscando cosas para el bebé, también podemos ejercitarnos si activamos constantemente nuestros glúteos y nuestros cuádriceps, siempre con el ombligo hacia adentro y tratando de mantener los hombros hacia abajo y hacia atrás para activar y fortalecer la espalda también. Nuestra postura mejora mientras nuestros músculos se fortalecen durante las tareas más sencillas con estos ejercicios postparto tan simples.

Los ejercicios postparto más divertidos

Cada vez hay más rutinas de ejercicios muy creativos y efectivos que consisten en sustituir las pesas o las mancuernas por nuestra adorable criatura y permiten que toda madre se divierta con el bebé mientras fortalece su cuerpo. Es muy importante que todos los movimientos sean muy lentos, serenos y controlados porque no queremos que nuestro bebé sufra ningún daño ni que haya ninguna lesión. Algunos de esos ejercicios son:

  • Flexiones: Con el bebé acostando sobre el suelo en su manta o sobre un cobertor la madre puede posicionarse boca abajo con ambas manos a los lados del bebé y hacer flexiones mientras besa la nariz del pequeño cada vez que llega hasta él. Se pueden apoyar las rodillas en el piso o no, lo importante es mantener la espalda recta, el abdomen contraído y acumular la mayor cantidad de besos en la nariz.
  • Abdominales: La madre puede acostarse boca arriba sobre una superficie cómoda y sentar al bebé con mucho cuidado sobre su pecho mientras lo sostiene con ambas manos. Las rodillas flexionadas y separadas al ancho de las caderas ayudan a estabilizar la postura. El ejercicio consiste en tratar de subir el tronco un poco, despacio, para ejercitar el abdomen.
  • Sentadillas: con el bebé cargado en brazos se separan los pies lo suficiente y se flexionan las rodillas para bajar despacio y volver a subir. En este ejercicio la espalda también debe permanecer erguida y debemos tratar de mantener nuestro coxis en dirección al piso para evitar lumbagos.

Un sinfín de opciones saludables

Lamentablemente muchas madres recurren a dietas extremas y llegan a sufrir de trastornos alimenticios durante esta época, pero es necesario solicitar ayuda si sentimos que la situación puede salirse de control o si nos sentimos débiles y sin energía en algún momento.
Ánimo, que hay muchísimas opciones para recuperar la figura de la manera más saludable y continuar cuidando a nuestro bebé en el proceso. La buena alimentación es parte fundamental de esta etapa, así que comer bien y unos cuantos ejercicios pueden devolvernos la figura y proporcionarnos diversión por un buen tiempo junto a lo más grande que tenemos: nuestro bebé.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará