El sushi en el embarazo

, Dejar un comentario

El sushi en el embarazo

Si hay algo que conocen muy bien las madres es precisamente los famosos ‘antojos ‘ durante el embarazo. Estos tics ansiosos generan algunas dudas cuando se trata de alimentos potencialmente riesgosos como el sushi, el salmón o las almejas. Dicho de otra forma, cuando a una mujer embarazada le provoca comer pescado crudo, con frecuencia se pregunta si debería ceder ante la llamada del hambre y cuáles serían los riesgos para su bebé, si es que éstos existieran. Intentamos ayudarte a despejar dudas sobre este tema si eres fanática de los pescados crudos.

El problema de ingerir alimentos crudos, bien sea carne o el propio pescado, radica en la cantidad de bacterias que podemos introducir en nuestro organismo si los alimentos no están bien tratados. En el caso del pescado, la bacteria más común tiene por nombre ‘Anisakis ‘; este microorganismo se aloja en los intestinos y vísceras del pescado vivo y, cuando este muere, pasa a los músculos, haciendo que su detección sea difícil para el ojo humano. La ingesta de dicha bacteria puede causar trastornos estomacales que van desde los leves hasta los muy graves, así como alergias de diferente consideración.

Sushi en el embarazo. Comer con seguridad

Para eliminar la bacteria se debe congelar el producto cuarenta y ocho horas antes de su consumo (el mismo efecto se consigue cocinándolo) para eliminar eficazmente la bacteria. Insistimos: freír el pescado también elimina la bacteria y es una opción exquisita y sencilla. En ningún caso el vinagre o los marinados funcionan para luchar contra el parásito.No es lo mismo un vendedor a un distribuidor de motores eléctricos por ejemplo, así que el cocinado no es igual a marinaje.

Pese a las precauciones, no debemos caer en el pánico, ya que los casos de intoxicación no son muy elevados. Sin embargo, al estar embarazadas lo mejor es cuidarnos a nosotras mismas y al futuro bebé que viene en camino. Una de las mejores maneras de ser conscientes de los aspectos de la seguridad alimenticia es aprender a cocinar, por lo que se puede optar por aprender a hacer sushi en casa asistiendo a algún curso. Se trata de una actividad familiar muy entretenida y que ayuda a manejar el estrés. Si lo prefieres, puedes buscar en Internet algunos cursos básicos y verás que es sencillo y divertido.

En el caso de que consumamos el pescado crudo en restaurantes, lo mejor es hacerlo en los de nuestra absoluta confianza, y siempre hay que evitar los puestos o vendedores de playa con sus famosos encurtidos; los niveles de higiene de estos locales no es el óptimo y, aunque ciertamente son exquisitos, el embarazo es un momento en el que la mujer debe cuidarse cada día.
El consumo de pescado es aconsejable en una dieta normal y es bueno ingerirlo dos o tres veces por semana, según recomiendan los nutricionistas. Así que no suprimas su ingesta, sólo ten en cuenta que debes hacerla de una forma responsable. ¡La buena noticia es que no tendrás que renunciar al sushi!

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará