Amamantar a tu bebé

, Dejar un comentario

La conveniencia o no de la lactancia materna prolongada es un debate de vieja data. Lo mejor en cada caso es consultar al pediatra, pero hay algunas directrices que son irrefutables y que conviene conocer muy bien. En primer lugar, es necesario tener en cuenta que la lactancia materna no influye en la pérdida de peso de los bebés pequeños. Según un trabajo que ha sido difundido hace poco por la revista “Journal Of Human Lactation”, la pérdida de peso en neonatos no está relacionada en absoluto con este tema.

El estudio subraya la importancia de que los niños pequeños estén permanentemente sometidos a los controles médicos adecuados, para que siempre haya tiempo suficiente para pronosticar posibles problemas de alimentación y peso. La investigación se llevó a cabo entre unos mil bebés que nacieron en el hospital Burlo Garofolo de Trieste, Italia. La utilidad de este estudio radica en el hecho de que conocer que la lactancia no influye directamente en el peso del bebé quita a las madres una preocupación de la cabeza.

Por otra parte, un nuevo estudio acaba de demostrar que amamantar protege a las propias madres de la obesidad. Lo ha publicado recientemente la revista “International Journal Of Obesity” y se ha venido realizando desde hace varias décadas entre 740.000 mujeres. El resultado ha demostrado que las madres que habían dado leche estaban más delgadas. Por cada seis meses de lactancia estas mujeres habían reducido en un 1% el indicador de masa muscular, hecho que colabora activamente en la prevención de la diabetes y otros males relacionados con el sobrepeso.

Ante la avalancha de informaciones cruzadas sobre la conveniencia o no de dar pecho, estas investigaciones apuntalan la teoría de las múltiples ventajas de la lactancia materna.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará