Las mujeres embarazadas deben ser felices

, Dejar un comentario

mujeres embarazadasLa felicidad de las mujeres embarazadas beneficia directamente a sus bebés. Esta es una conclusión a la que llega unánimemente la gran mayoría de los especialistas consultados. Expertos de gran prestigio como el obstetra francés Michel Odent recomiendan que la madre reduzca su jornada laboral en los tres primeros meses de embarazo. Numerosos estudios han demostrado que muchas de las madres que han pasado por situaciones de estrés en este período de sus vidas han sufrido abortos; aunque el porcentaje no es alto y no hay que alarmarse, es importante tomarlo en cuenta. Por otra parte, el doctor no coloca sobre los hombros de la futura madre toda la responsabilidad, sino que también pide la colaboración del entorno. En este sentido, la recomendación es desarrollar una mayor tolerancia hacia las personas que están en estado de gestación.

Por otra parte, terapeutas de corrientes como la gestáltica insisten mucho sobre la importancia del estado de ánimo de las madres durante la gestación. La terapia Gestalt, creada por el psiquiatra y psicoanalista alemán Fritz Pearl, a grandes rasgos pone énfasis en el presente, en lo que sucede aquí y ahora, en el sentimiento del momento y no en el pasado, ni en lo que podría haber sido. Para conseguir este enfoque, el contacto con el cuerpo es fundamental; hay que reconocer lo que nos dice, encontrarnos con sus demandas, con sus reacciones ante los episodios de la vida. Este tipo de técnicas o actitudes ante la vida son muy beneficiosas durante el embarazo.

Todo sobre el embarazo. La felicidad

Siempre se le ha otorgado mucha importancia a aspectos como la correcta alimentación de la madre, los beneficios de la práctica deportiva o la necesidad de evitar a toda costa el consumo de alcohol o cigarros durante el embarazo. Sin embargo, quizás se ha dejado un poco de lado la psiquis. Sin embargo, últimamente diversos estudios han comprobado que el estado emocional de la madre influye directamente en los trastornos que pueda padecer el niño a futuro, ya que el pequeño no está exento de sufrir las secuelas del estado de ánimo de su progenitora.

Los mencionados estudios han revelado que niños con hiperactividad, ansiedad y déficit de atención han pasado por embarazos problemáticos. Todas las cosas que generen estrés, sufrimiento o ansiedad para la madre también afectarán al feto, que por increíble que parezca, también puede ser víctima del estrés. Recordemos que en esta etapa el cuerpo del niño y la madre no están diferenciados y forman un único ser; por tanto lo que padece uno, lo sufrirá el otro. Por este motivo, un embarazo responsable, feliz y relajado es una de las mejores maneras de asegurarnos que nuestro bebé será sano.

La mejor manera de conseguir un embarazo libre de estrés en la medida de lo posible es procurar realizar actividades relajantes y estimulantes para la madre que ayuden al desarrollo del bebé. Por ejemplo, hay un ejercicio de relajación muy recomendable que se puede realizar diariamente en casa y que ayuda a las futuras madres a estar menos estresadas. Te lo explicamos: acuéstate en la cama o sobre unas almohadas y boca arriba. Cierra los ojos y realiza respiraciones profundas; inhala por la nariz y exhala por la boca, para luego comenzar a tensar los músculos de tu cuerpo de abajo hacia arriba siendo consciente de que lo estás haciendo. Comienza por los pies y termina por tus ojos, y no olvides los labios y toda la cara en general. Finalmente, continúa respirando un rato más y, ya sin hacer ningún movimiento, verás cómo tu cuerpo se ha quedado relajado y completamente distendido. Puedes acompañar este sencillo ejercicio con música, velas e incienso para facilitar el encuentro con tu cuerpo.

Siempre podemos asesorarnos con terapeutas o médicos de confianza, pero quizás la idea más importante que debe guiar nuestra actitud es que la salud del bebé depende de la serenidad y tranquilidad de su madre. Así que… ¡relax!

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará