Niños a bordo

, Dejar un comentario

viajar-con-niños

Viajar con chicos puede ser una aventura desde muchos puntos de vista. Sin embargo, como siempre, requiere de precauciones extra y un montón de cuidados para que todos lleguemos a nuestro destino y retornemos a casa sin eventualidades. Para algunos padres puede ser una situación estresante, pero no tiene por qué resultar una experiencia negativa pues al final puede ser muy divertido ir con los consentidos y disfrutar del recorrido. Que nadie entre en pánico porque acá hay algunos consejos para cuando llevamos niños a bordo.

Cargar todo lo necesario

Si decidimos viajar con niños a bordo definitivamente necesitamos llevar todo lo necesario. Desde mudas de ropa hasta juguetes para entretenimiento. Música para los pequeños, comida si el viaje es largo y suficiente agua. De igual modo es necesario llevar medicinas por si los pequeñines se marean con el movimiento constante. Entre todo lo que deberíamos llevar a bordo podemos también incluir: bolsa para mareos, libros para colorear, pañales o bacinilla, mantas y almohadas.

La seguridad ante todo

La verdad es que siempre que viajamos debemos hacerlo considerando la seguridad de todos. Sin embargo, cuando nuestra travesía incluye niños pequeños entonces es necesario que redoblemos los esfuerzos por mantener la seguridad dentro del carro.

Lo primero es acondicionar el carro para llevar niños a bordo. Colocar seguros para niños en las puertas, asegurar ventanas y verificar que los cinturones de seguridad funcionen perfectamente es lo primero. Si viajamos con bebés entonces es necesario que incluyamos un portabebés en los asientos traseros. No hay excusa alguna para viajar sin cinturón de seguridad, así que es necesario verificar de cuando en cuando que todos los integrantes de la tripulación lo llevan puesto.

Durante el viaje

Si viajamos en carro propio seguramente nos sentiremos más libres de disfrutar del viaje. Es importante hacer paradas para estirar las piernas y salir un rato del vehículo. Por otro lado, debemos mantener en mente que los chicos se pueden aburrir fácilmente y que no es sencillo permanecer sentados por tanto tiempo, así que los adultos debemos llenarnos de paciencia y tratar de evitar situaciones estresantes dentro del vehículo.

Es importante hablar con los chicos y explicarles que es necesario mantener manos dentro del carro, el cinturón de seguridad puesto y un tono de voz moderado. Siempre podemos llevar una gran variedad de juegos o incluso inventarnos unos para pasar el tiempo. Los niños son niños y seguramente nos ayudarán a disfrutar de un viaje inolvidable. Ánimo y buena suerte!

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará