Problemas en la piel durante el embarazo

, Dejar un comentario

problemas en la piel durante el embarazo

Es muy común experimentar problemas en la piel durante el embarazo, ya que durante los meses de espera se llevan a cabo cambios metabólicos y hormonales que inevitablemente inciden de diversas formas en la apariencia y salud de la piel en distintas intensidades según factores genéticos, niveles de estrés y el tipo de alimentación que se lleve antes y durante la gestación.

Cuando una mujer se entera que está embarazada suele preocuparse de inmediato por cómo lucirá su cuerpo durante el proceso y, sobre todo, después de dar a luz. Los kilos son la principal inquietud y, de la mano de ellos, se piensa en las marcas que quedarán en el cuerpo y la piel. Manchas, oscurecimiento de algunas zonas y las muy temidas y permanentes estrías.

La mala noticia es que no hay excepciones: toda mujer sufrirá de algunos de estos problemas en la piel durante el embarazo, unos más leves que otros. Es muy común, por ejemplo, observar la aparición de estrías y oscurecimiento de la piel. No hay de qué preocuparse, son manifestaciones completamente normales, sobre todo si se toma en cuenta el proceso por el que está atravesando el cuerpo.

Adaptación a cambios

El cuerpo experimenta grandes cambios a los largo del embarazo, por lo que debe adaptarse a ellos y a sus nuevas necesidades. Esto trae como consecuencias alteraciones fisiológicas como resultado del metabolismo y carga hormonal característica del periodo.

Los problemas en la piel durante el embarazo son inevitables, ya que ésta no resulta ajena al proceso y suele manifestar cambios de coloración en zonas como areolas, axilas y genitales. También es normal que algunos lunares se tornen más oscuros o aumenten su tamaño, pero no por esto se deben descuidar, ya que si los cambios son muy bruscos hay que consultar con un especialista.

La principal víctima

Los problemas en la piel durante el embarazo evidencian de forma notoria y con mayor facilidad las consecuencias de estar esperando un bebé. Las estrías son siempre el mayor miedo y complejo de toda futura madre por ser un problema estético que, a pesar de no afectar su salud ni la del bebé, es difícil de combatir después de finalizado el embarazo.

Las estrías aparecen porque se da a lugar un cambio estructural en las capas de la piel para que se pueda estirar y compensar el aumento rápido de tamaño. Además, existe otro gran número de problemas en la piel comunes durante el embarazo, tales como: el melasma o “paño”, que supone un aumento de la pigmentación del cutis; erupción poliforma; foliculitis pruriginosa y erupción utópica del embarazo, las cuales presentan “granitos” o “ronchas” con picazón.

Problemas en la piel durante el embarazo: más de lo estético

Existen problemas en la piel durante el embarazo que sí pueden asociarse con riesgos para el bebé que está en camino, tales como la psoriasis pustular y el colestasis del embarazo. Cada una de estas tiene manifestaciones y tratamientos en específicos, por lo que hay que estar alerta con los síntomas y no abandonar el tratamiento recomendado por los especialistas según cada caso.

Es sumamente raro que una mujer no presente problemas en la piel durante el embarazo, por lo que la recomendación general es que manterse bajo vigilancia médica y llevar una alimentación correcta. Lo más importante es estar consciente de que el cuerpo quizás no vuelva a ser el mismo, pero no dejar que esta preocupación afecte al punto de llenarse de angustias que arruinen la dulce espera: al final todo valdrá la pena luego de que tener a ese bebe en brazos.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará