Cómo elegir los mejores teteros para tu bebé

, Dejar un comentario

teteros

Escoger el tetero ideal para tu bebé es un tema de suma importancia pues será un elemento de uso diario que involucra un aspecto tan relevante como su alimentación. Por eso, en esta publicación hablaremos de los diversos factores que deberás tener en cuenta.

Ante todo, es importante destacar que el tetero debe ser funcional, práctico, que se pueda esterilizar fácilmente y adecuado a la etapa del bebé. A medida que el niño crece tiene necesidades y comportamientos diferentes que requerirán distintos tipos de teteros.

Cuida el material

Durante los primeros meses es aconsejable utilizar un tetero de vidrio, que permite una higienización más sencilla e idónea. Cuando el niño ya es más grande y comienza a sostener el tetero por sí mismo lo mejor será usar uno de plástico para evitar accidentes. Este tipo de teteros se debe limpiar con sumo cuidado pues el material acumula más suciedad que el vidrio. Además, será necesario sustituirlo periódicamente.

Al comprar los teteros de plástico debes cerciorarte de que no contenga bifenol A, PVC, PC y BPA, estos son compuestos que pueden perjudicar la salud del niño. El número indicado en el triángulo de reciclaje puede darte una pista sobre su seguridad. Ten en cuenta esto: 1, 2, 4 y 5 son apropiados, pero se deben evitar los 3, 6 y 7.

Tamaños y formas de los teteros

Inicialmente bastará con uno de entre 90 y 120 mililitros y a medida que el bebé crezca será necesario utilizar otro de 240 a 340 mililitros. En cuanto a la forma, existen diversos modelos en el mercado, desde el clásico tetero cilíndrico hasta el ergonómico, pensado para que el niño lo sostenga con comodidad. Está también el tetero anti-reflujo o angular, pensado para evitar que el bebé aspire demasiado aire al beber.

Tetinas

Si tu niño usa chupete es aconsejable que optes por una tetina de composición similar. Existen tetinas de caucho y de silicona. Las primeras son más suaves pero se van ablandando y deben ser cambiadas, además suelen impregnarse y adquirir mal olor. Las segundas son un  poco menos flexibles y ceden con el uso, pero son menos permeables a los líquidos. Para el primer mes de vida se recomienda una tetina con un solo agujero y a partir del tercer mes serán más útiles las de varios orificios.

Por último, asegúrate de que tu bebé se encuentre a gusto con su tetero, de esa forma tomará su alimento con entusiasmo y sin ningún estrés.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará