Consejos para combatir la tos de tu bebé

, Dejar un comentario

bebeEnfrentarse a la tos de un bebé puede llegar a ser una situación realmente estresante para los padres, especialmente cuando éstos son primerizos. Y es que a la preocupación por la respiración del pequeño se une la que se siente por su salud en general, y por tanto la ansiedad al querer obtener su total bienestar de nuevo para que no se encuentre incómodo.

A pesar de ello, la tos, que no es más que un movimiento reflejo para mantener limpias las vías respiratorias, no acostumbra a ser señal de ninguna enfermedad de gravedad, aunque se convierte habitualmente en una de las molestias más comunes entre los más pequeños del hogar. Los bebés y los niños pueden presentar diferentes tipos de tos, circunstancia que debemos tener en cuenta para ser capaces de detectar su causa y solucionar el problema, especialmente antes de utilizar medicación antitusiva. Generalmente resulta suficiente con seguir ciertas pautas y obtener algunos remedios naturales, y en este sentido encontraremos en cualquier librería o incluso en las páginas de anuncios online libros de remedios para dolores de garganta o tos, y consejos como por ejemplo el uso de la miel, uno de los productos de la naturaleza más eficaces para tratar de forma rápida la tos de cualquier bebé.

Si el bebé tose…

Es importante conocer cuáles son algunos de los consejos esenciales para combatir la tos común de un niño que se encuentre entre los 0 y los 36 meses de edad:

  • Visita al pediatra. El resfriado es la causa más común de tos en un bebé, e incluye otros síntomas de la infección vírica como obstrucción de los conductos nasales o inflamación de garganta. Se trata de una serie de síntomas variables que tiene en la tos uno de sus acompañantes más molestos, llegando a impedir que el más pequeño de la casa duerma o coma con tranquilidad. Evitar esta situación es más sencillo visitando al pediatra, que no sólo se asegurará de buscar la medicación adecuada, sino que descartará que el niño padezca algunas enfermedades graves que también tienen su reflejo en episodios de tos, como la tos ferina. Evidentemente no debes alarmarte, pero sí visitar al médico.
  • Aprende a diferenciar entre resfriado y alergia. Resulta muy posible que la tos que presenta el bebé sea consecuencia de una alergia y no de una dolencia, algo esencial a descubrir para saber cómo actuar ante los episodios de tos. En este sentido, cuando el pequeño presenta mayor tos de día que de noche, cabe una posibilidad de que sea alérgico a cualquier elemento del ambiente, por lo que conviene informarse sobre el tema.
  • No fumes delante del bebé. Fumar delante del más pequeño de la casa no sólo es terriblemente perjudicial para su salud, y para sus pulmones que aún no están completamente maduros, sino que podría agravar, y mucho, los episodios de tos que padezca.
  • Siéntate con tu hijo en un baño con vapor. Entrar en un baño cerrado mientras se mantiene corriendo el agua caliente provocará que la estancia se llene de vapor, un sistema que puede calmar la tos del bebé gracias a la propia humedad del aire, necesaria para humidificar los conductos nasales y el resto de zonas del cuerpo implicadas en el desarrollo de la tos.
  • Eleva su almohada. Una buena forma de aliviar la tos de tu niño es incorporar una almohada algo elevada que mantenga su cabeza a una mayor altura que el cuerpo mientras duerme, de forma que se alivie la tos. Sin embargo es importante saber que a los bebés neonatos no conviene nunca colocarlos sobre almohadas o ropa de cama mullida, ya que esta composición puede llegar a aumentar el riesgo de que se produzca el síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Dale líquido. El agua le ayudará a mantener húmedas las vías respiratorias, cuestión esencial para favorecer la respiración y evitar la tos, especialmente la más seca.

Como siempre, no desesperes, y recuerda que en los temas de salud la última palabra la debe tener siempre tu pediatra de confianza.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará