Las ventajas de dar a luz en el agua (Parte I)

, Dejar un comentario

Para muchas mujeres embarazadas o con planes de ser madres en el futuro cercano, uno de los temas de mayor interés es el parto en el agua. La mayoría ha escuchado que existe esa alternativa y que en general está plagada de beneficios, pero hoy nos sumergiremos más en este asunto.

Como todo, el parto en el agua tiene ventajas y desventajas, y conviene conocerlas todas muy bien para tomar una decisión consciente. Para la mujer, hacer el trabajo de parto sumergida en el agua tiene grandes ventajas como la relajación que produce flotar en un medio líquido, que ayuda automáticamente a reducir la frecuencia e intensidad de las contracciones de parto, lo cual hace el parto menos estresante para la madre y el bebé. La relajación ayuda a la mujer a respirar con calma; esto es altamente recomendable, pues las respiraciones cortas y rápidas hacen que el dolor de las contracciones sea más fuerte.

Otro aspecto positivo es la flotabilidad, que hace que la mujer se sienta más ligera y cómoda, además de permitirle moverse con más facilidad hasta encontrar una posición que facilite el momento del nacimiento; esa posición no es otra que la que permita al bebé moverse más fácilmente a través de la pelvis de la madre. Siempre se recomienda que mantener las rodillas más bajas que las caderas, y es más sencillo mantener esta o cualquier otra posición estando debajo del agua.

Como hemos visto, el dolor y la incomodidad son mitigados durante el trabajo de parto, pero ¿cuáles son los beneficios de estar en el agua cuando llega el momento de dar a luz? El primero de ellos es aprovecharse de la poca gravedad que se experimenta en el medio acuoso. Una piscina de nacimiento es ideal para jugar con la gravedad y ponerla a trabajar a favor de la madre, pues la posición completamente vertical es la más conveniente. La razón es que es mucho más sencillo extraer al bebé en el agua que en el aire.

Otra de las ventajas al momento del nacimiento es que el bebé experimentará una llegada pacífica y silenciosa al mundo, lo cual hará esta primera experiencia algo menos traumática. Los bebés nacidos en el agua generalmente son más calmados y lloran menos que los demás. En cuanto a la madre, generalmente las mujeres que han pasado por esta experiencia aseguran haber tenido un parto satisfactorio, y destacan sobre todo la facilidad con la que atravesaron la fase de pujar.

En Venezuela, la empresa Aquamater ofrece a las mujeres la posibilidad de dar a luz en el agua con todas las garantías. Para concertar citas u obtener mayor información, puede llamarse a los teléfonos 9936241 o 9930278.

En un próximo artículo hablaremos sobre las desventajas de este tipo de técnicas para dar a luz.

Pinterest
 

Dejar un comentario

(*) Obligatorio, tu email no se publicará